domingo, 16 de septiembre de 2012

Empezando a escribir experiencia.

Desde hace mucho tiempo tuve la intención de crear mi blog y compartir mis experiencias, conceptos, percepciones, entre otras emociones que se involucran en la vida diaria de uno en la sociedad.

viernes, 22 de julio de 2011

¡Goooooooooooooooooooooooool!

De visita en casa de mi mamá, un 8 de febrero por horas de la tarde  yo miraba el partido de Perú vs Panamá. Después de haber gritado con mucha euforia y emoción el gol de Orlando “El chino” Contreras, yo proseguía mirando con atención el encuentro y jugaba a ser el DT: ¡patea allá!, ¡da el pase a tu compañero!, ¡abre cancha!, ¡no retrocedas…presiona! Todo ello desde la comodidad del sofá de sala del hogar de los Barnuevo. Mientras mi mamá y mis hermanas se reían  como yo y mis gritos exaltados llenaban su casa de bulla, se me acerco mi tío y me dio unos folletos de la correspondencia mensual que le había llegado y que acababa de revisar. Le di una de esas miradas sin importancia y me lleve una gran sorpresa. Me puse a leerlo con atención, mientras por la televisión los jugadores peruanos defendían la portería nacional. No me importo en ese momento el juego, ni el jugo q estaba tomando ni nada a mí alrededor que no sea el papel impreso que había capturado mi atención. Era un folleto de la Sociedad Bíblica Peruana que tenía en la portada lo siguiente:

SERGIO MARKARIAN (entrenador):”La biblia mi inspiración”.

Mientras seguía leyendo y veía la foto del entrenador de nuestra selección peruana con una biblia en mano, le di la vuelta a la página y empecé a leer lo siguiente:


BIOGRAFIA
El año 1944 nace en Uruguay el actual entrenador de la Selección Peruana de Fútbol.
Vivió en Argentina una época y llego a ser Gerente General en una distribuidora de combustibles en Uruguay. Pero en 1974 lo deja todo por su pasión de dirigir un equipo de fútbol. Su profesionalismo le hizo entrenador de equipos como el Club Olimpia y Libertad de Paraguay, Universidad de Chile, Universitario de deportes y Sporting Cristal de Perú, Panathinaikos de Grecia y las Selección Nacional de Paraguay. Ha logrado importantes éxitos que hoy esperamos continúen con Perú en la copa América 2011 y las eliminatorias para la Copa Mundial de Fútbol de 2014.
MARKARIAN Y LA BIBLIA
El profesor Sergio nació en un hogar armenio. “Mi abuelo migro a América Latina. Aquí conocí el catolicismo y más adelante acepte a JESÚS en una iglesia evangélica. Pero lo más importante no es la denominación cristiana a la que uno asiste sino cuanto de ello se lleva en el corazón”.
Markarian ha sido directivo de la Sociedad Bíblica Uruguaya y actualmente colabora con la Sociedad Biblia Peruana en actividades de promoción de la Palabra de Dios.
“La Biblia es la palabra de Dios y el manual de la vida. Si tenemos alguna duda respecto a la fe, abrámosla sin duda sus consejos nos van a guiar y nos van a acercar a conocer a JESÚS. Yo trato de leerla una hora al día”, nos dice.

Termine de leer todo el fragmento con una sonrisa de oreja a oreja. Estaba contento y en ese momento creo que amaba mucho más el fútbol de lo que ya me apasiona. Uno de nuestros entes en el fútbol, hoy en día es un hijo de Dios y yo no lo sabía. Luego entendí que ese comportamiento que mencionan los noticieros y periódicos sobre él no podría ser más que de una persona que vive el ejemplo de JESÚS como su sencillez, humildad, o sinceridad entre otras cosas positivas. Los jugadores hablan y dan buena referencia de él y tiene la aceptación de todo el pueblo peruano que busca más triunfos en vez de solo fracasos.
Después de ponerme a pensar, mientras el juego seguía ya por sus últimos minutos adicionales, comprendí y llegue a la conclusión de que bonito seria si el mundo en el fútbol- o mejor dicho- todo el mundo del deporte serian del Señor. Si todos tuvieran como nuestro DT a JESÚS en su corazón. No habría violencia, malas intensiones, insultos, lisuras,idolatrías, trampas, drogas (aquellas que usan los deportistas para mejorar su rendimiento), discriminación, pandillaje, actos delictivos, avaricia y tantas cosas que rodean el mundo de los deportes. Todo sería mejor. Todo lo mencionado  no existiría y de seguro todo cambiaria rotundamente. Con un comportamiento como el que JESÚS dejo en su estadía en el mundo y ejemplo,  todos aquellos deportistas- por no solo hacer referencia a los futbolistas- sin duda reflejarían una buena conducta, un buen testimonio y apostaría porque también tendrían un mejor desempeño y/o rendimiento.
Ganó Perú 1-0.

Qué bonito fue enterarme que nuestro estratega nacional es un cristiano más en este mundo. Tan bonito cuando uno se entera que día a día al Señor llega más gente. Algún conocido, un familiar, un amigo, o un amigo de un amigo.
 Ahora sé que cuando este en el cielo disfrutando de toda la grandeza que Dios me brindara, tendré una amigo mas para seguir hablando y porque no jugar al  fútbol.
Hasta aquí me exprese. 
Luis M.Ucañay B

La caballerosidad : Un tema en peligro de extinción

La caballerosidad: Un hidalgo que hoy por hoy ya no se le ve continuamente por nuestras calles. Es un caballero que anda perdido en el tiempo o que nadie busca imitar.

Hace unos días en mi rutina diaria( un viaje que tiene inicio a las 6:00 am del Callao hasta San Borja) salí de mi casa al paradero. Era una mañana típica: gente con rasgos de sueño en el rostro, niños llorando por no ir al colegio, combis ambiciosas llenas de gente hasta por el techo, y fría con aire húmedo.Tome mi carro( de la linea 21) y me senté en uno de los asientos de la parte posterior en la columna izquierda, para el lado de la ventana. Y como toda rutina diaria, saque mi biblia y mi agenda y me puse a leer. Es un martirio esas mañanas de trafico, discusiones del cobrador con sus pasajeros por céntimos mas o céntimos menos, peleas entre lineas de transporte por ganar pasajeros, insultos, gritos y mil cosas que hacen la vida de cualquier limeño más estresante de lo que sus propias labores ya son. Yo como siempre trato de evadir todo ese morbo leyendo la palabra de Dios que hace sublime mis estresantes mañanas, y me llena espiritualmente, es algo que disfruto mucho. Mas o menos por la avenida Arequipa,en un paradero ( como siempre informal porque no había permiso y la señalización lo prohibía) se detiene el bus y el cobrador apura a que suban sus potenciales clientes. Era una señora con sus 2 hijos escolares, uno notoriamente por su mandil de inicial y otro de primaria pero que no sobrepasaba la linea de los 7 años. El bus estaba lleno y la señora se acomoda en la parte de adelante del bus. Agarrada ella de los fierros improvisados del bus, se sujetaba con fuerza mientras sus descendientes lo hacían igual con el temor mas que su madre de caerse por la excesiva velocidad a la que iba el medio de transporte. La vi y luego seguí leyendo, fue como cuando uno mira por la ventana a la gente, solo la ve en ese instante y luego no te acordaste ni que llevaba puesto o en que lugar estaba, solo un chispazo. Grande fue mi sorpresa al notar que pasaron mas o menos 10 minutos y nadie le cedía el asiento; habían por lo menos 5 varones sentados en ese sector del bus y una persona de edad que merecía sin decirlo tal beneficio, pero nadie que le cediera su sitio.Me sentí muy fastidiado y decepcionado por el cinismo que tenían estos “caballeros” en notar la escena y no darle un punto de educación a su actuar, simplemente como dirían ” ¡Se pasaron de frescos!” y yo que ni siquiera podía darle el mio porque estaba casi al final con mucha gente a mi alrededor. Simplemente los miraba y esperaba que al menos alguien dijera algo. En ese instante subió una señorita con un traje de secretaria color rojo y negro y una señora con un bebe en brazos. En ese instante el cobrador dice en su lenguaje “achorado”: “¡Asiento reserva’o, asiento reserva’o!”; el primero en pararse, un tipo de por lo menos 35 años aproximadamente, le cede el asiento a la señora con el bebe, ganandose la gratitud d esta misma; mientras el “caballero” de su costado le cede el asiento a la señorita de falda corta y con porte de secretaria, mientras a su gesto le añade una sonrisa y una mirada galante que tuvo aceptación en la joven que del mismo modo correspondió su amabilidad. Simplemente tres escenarios distintos que me llevaron a deducir mucho.

En la actualidad, muy pocas personas muestran gestos de educacion, amabilidad o de caballerosidad en su vida diaria. Es muy poco encontrar aquellos valiosos fundamentos en lugares como una combi, un centro concurrido, entre otros. La primera señora con sus dos pequeños estuvo así hasta que bajo pasando el puente Eduardo Villaran , sin respuesta alguna de la educación. La otra señora con el bebe tuvo mejor suerte y recibió educación, pero con ayuda de un cobrador y factores externos. Y por ultimo la ganadora del premio; la señorita que se llevo el mayor gesto de educación,galanteria, y coqueteria de parte de un tipo que no actuó por ética, sino por intereses que solo el conocía.

Ello me llevó a pensar que hoy por hoy nadie brinda gestos de buen comportamiento o buena educación sin recibir nada a cambio.Las personas educadas y de cortez comportamiento no deben buscar retribuir sus acciones, o recibir algo a cambio.Por el contrario debe ser un intercambio continuo por valores propios y ética personal. Lamentablemente la realidad es otra.Cuando un hombre corteja a una mujer se deshace en buenos modales, en cortesía, y en galanteria; aunque ese comportamiento no es propio de el , lo hace con el fin de ganarse algo de la persona en mención y así buscar sus intereses propios aunque luego se convierta en un monstruo mas como aquellos cinco que conocí esa mañana de decepción y realidad nacional. Solo en casos así existe la ética.

Por lo pronto, existiremos personas que no buscaremos nada a cambio por nuestros valores, haremos gala de nuestra educacion y caballerosidad, brindaremos muestras de gratitud ante detalles o favores que se nos brindan,hablaremos en el lenguaje del “porfavor y gracias” y buscaremos seguir siendo pulcros en esta sociedad. Pienso que si al menos todos los que pensamos en lo mismo, mostramos al mundo que nos rodea esta revolución por la integridad , fomentando las buenas costumbres , lograríamos grandes cosas de menos a mas, y con un pequeño grano de arena apoyaríamos a este país que tanto necesita de ello mas que obras, pistas y puentes. 

                                            Hasta aquí me exprese.
                                                                                                Luis M. Ucañay B.